08 abril 2009

Sobre lo políticamente incorrecto

A mi me suele gustar poco lo que es políticamente correcto. El caso es que las cosas no son siempre correctas o incorrectas, sino que hay una evolución. En esto de la corrección política, al igual que en la ropa o los juguetes hay modas. En base a esta teoría, voy a comentar estas tendencias en función de algunos temas:

En primer lugar voy a hablar sobre la incorrección política en relación con las mujeres. Está claro que la tendencia en este campo es a ser más restrictiva. En los 70 y 80 se podía hablar abiertamente de forma machista y estaba bien visto. Luego fue evolucionando a una autoparodia humorística. Más tarde se tenía que dejar claro de forma explícita que eso sólo era una broma y que, por supuesto, no se piensa así. Ejemplos podemos verlos en todas las películas del destape o en el sketch de martes y 13 de "Mi marido me pega", algo que actualmente sólo hace gracia si hacemos un esfuerzo de contextualización. En la música ha ocurrido una cosa curiosa. Mientras que se critica la música tradicional por machista, incluso algunas canciones célebres, al mismo tiempo existe en reggetón o como se escriba. Será que como en realidad no se entiende lo que dicen esas canciones no se dan cuenta de lo terriblemente machistas que son.
Relacionado con esto, está la corrección política acerca de la belleza. El ejemplo más claro que he encontrado es la canción "Judy con disfraz". En esta, el cantante se enamora de una chica con máscara, pero cuando se la quita resulta que es fea. En la canción se dice explícitamente que la deja por ser tan fea. ¿Tendría éxito una canción así actualmente? Mi respuesta es: Siempre que tenga ritmo de reggetón. Si bien las mujeres tienen total libertad para piropear o despreciar por feo a un hombre, los hombres deben presuponer que aunque sea fea será muy simpática y no se deben fijar en el físico. La corrección política no permite bromas sobre la fealdad de las mujeres. Será por eso que la mayoría de mujeres dedicadas al humor que surgen actualmente están buenas y los hombres son cayos que aprovechan su fealdad o gordura para hacer gracia, como ha pasado toda la vida.

Otra rama de la corrección política es la política valga al redundancia. Hoy en día la gente de derechas no dicen que son conservadores, sino que tienen sentido común; No dicen que quieren enriquecerse, sino que son liberales. Y es curioso, porque parece que sacar provecho económico de la política no es politicamente incorrecto siempre que seas de derechas. - ¿Tú no lo harías? - dicen los fieles votantes. Tampoco se dicen de derechas, dicen que son de centro. Pero es que la izquierda no se queda atrás. Tienen complejo de todo y la corrección política los ahoga, sobretodo a la izquierda que más tira para el centro. Dentro de la izquierda es políticamente incorrecto decir que no eres nacionalista y que el nacionalismo de las comunidades autónomas te parece una tontería y una cosa del pasado. Tampoco es políticamente correcto hoy en día apoyar al régimen cubano, aunque hubo un tiempo que era guay. Con respecto a ideas más radicales, el fascimo es actualente un tema tabú, aunque menos que en los 80 y 90, en mi opinión. El comunismo ya no es políticamente correcto desde la caída del muro. Hoy en día un comunista debe dejar claro que sus ideas son las mismas, pero que no comparte las barbaridades de la unión sovietica.

Con respecto a las drogas, la evolución ha sido espectacular. A principios del siglo XX estaba bien vista hasta la heroína. En la actualidad la peor vista es precisamente la heroína, aunque hay quien dice que está resurgiendo. Decir que consumes cocaína no es políticamente incorrecto ni para los personajes públicos, a menos que hagas proselitismo. La marihuana es políticamente correcta en todos los ámbitos menos el político. Se puede consumir incluso delante de gente mayor y se pueden hacer canciones sobre ella como esa de Estopa o la obra maestra "me fumao un canuto" de Tony el Gitano. Con respecto al alcohol, es una droga que siempre ha mantenido una buena corrección política: se puede hacer publicidad, se puede consumir incluso delante de los padres y todas las fiestas tienen algún acto en que su consumo está recomendado, incluso patrocinado por el ayuntamiento. El tabaco es otra cuestión. Su corrección política era muy alta desde sus inicios hasta hace bien poco. Alguno recordamos ver debates televisados con tertulianos fumando. Eso ha cambiado radicalmente. Hoy en día no está bien visto publicitarlo ni fumarlo dentro de cualquier recinto. Cada vez nos molesta más ver u oler a alguien fumando. Ya nadie dice que "fumar es un placer" como Sara Montiel.

Con respecto a la religión. Es políticamente correcto hacer proselitismo de la religión católica, en España el proselitismo de otras como la musulmana está considerado casi terrorismo. La religión católica es políticamente muy correcta. Incluso alguno ateos que no quieren complicarse la vida dicen que no son religiosos peri sí "espirituales" o que son agnósticos. También dicen que no creen en dios pero que respetan o incluso que piensan que algo debe de haber. Algunas personas religiosas dicen, porque es políticamente correcto, que creen en dios, pero que no comparten las ideas de la iglesia. En otros países está la cosa peor. En algún sitio leí una encuesta en USA en la que tenía más posibilidades de alcanzar la casa blanca un musulmán que un ateo, incluso después del 11S. Está bien visto criticar a los videntes o al horóscopo, incluso sectas, eso está claro que son pamplinas, pero no es políticamente correcto decir lo mismo de la religión católica. Últimamente la corrección está muy ligada al concepto de libertad de expresión, a mí escuchar a un alto cargo de la iglesia apelar a la libertad de expresión me da risión, no se porqué será.
Esta corrección política no sólo está destinada a quedar bien con los que tienen un sentimiento religioso distinto, sino para ganar puntos de cara a un hipotético, dios por si acaso.

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

OpenID quiquedeniro Dijo...

Muy buen articulo. Despues de leerlo puedo sacar en conclusion que la coreción politica puede ser debido a las modas o a que esta sociedad busca una correción moral poniendo por ejemplo el skech de martes i trece. Respeto a la religiòn lo mas politicamento correcto es quemar iglesias.

21/4/09 01:07

 
Blogger Juana Dijo...

Con tantos filtros, correcciones y modas, podemos realmente afirmar que estamos en la sociedad de la desinformación.
Quien se fia ya hoy en dia de lo que nos venden como verdad en todos los medios de información?
Somos tan vulnerables frente a eso...lo tienen taaan facil para decirnos mentiras que no podemos comprobar...en fin, no se crean nada amigos.

21/4/09 15:09

 
Anonymous mangelhm Dijo...

Estamos llevando al límite la estupidez generalizada de lo políticamente correcto.
Ayer sin ir más lejos, con lo del día mundial contra la violencia de género, fuimos bombardeados en la televisión pública con material cuidadosamente estudiado para dejar a todos los hombres como asesinos en potencia.
Lo de Martes y Trece fue especialmente sangrante, sacándolo absolutamente fuera de contexto con un comentario algo así como "Qué inconscientes éramos antes, que nos reíamos de este sketch"...
Y yo digo: "Qué gilipollas nos hemos vuelto si ahora lo contenamos"
Humor es humor. Lo que no se puede es acotar lo que conviene y lo que no conviene en cada momento.
¿A dónde vamos a ir a parar?
Saludos.

26/11/09 20:40

 

Publicar un comentario

<< Home