23 abril 2008

23 de Abril

Hoy es el día del libro. Eso de adjudicar un día a un tema es algo que no acabo yo de entender. Pero bueno, el día del libro es una buena excusa para hablar de libros y para comprar libros y regalarlos, tres cosas que me gustan mucho.
Por lo que voy a aprovechar este día para repasar lo más destacado de lo que he leído desde el último 23 de abril:

Mundo Anillo de Larry Niven. Este libro mezcla dos conceptos clásicos de la ciencia ficción: Los mundos artificiales o naves con forma de anillo para crear gravedad y la relación con especies alienígenas. A mi lo primero me pareció muy interesante y bastante fiel a las reglas de la física. (Dicen que los posibles errores los arregla en la segunda novela). Lo de los alienígenas me resultó un poco aburrido. Será que estoy más acostumbrado a las novelas de Asimov en las que no salen casi otras especies. También me gustó la idea de un selección genética artificial para crear a gente con muy buena suerte, algo parecido salía en fundación y tierra con el personaje que siempre tomaba decisiones acertadas.

La Tierra permanece de George R. Stewart: Uno de los mejores libros post-apocalípticos que he leído. Me encantó lo bien descrito que está el proceso de transformación que produciría la naturaleza en las cosas humanas si se acabaran los humanos.

Cultura del apocalipsis, de Adam Parfrey: Esta recopilación de textos de medios underground y fanzines extraños tiene algunos textos realmente divertidos. Y otros muy perturbadores. Aunque tiene algunas cosas que me aburrieron o que no llegué a entender.

La Isla de Adous Huxley: La primera mitad de esta utopía es genial. El autor de la obra maestra Un Mundo Feliz describe un sistema utópico de organización social en una isla aislada del decadente resto del mundo. Pero luego se va por las ramas con temas de consumo de sustancias psicotrópicas y la relación de estas con la religión y la educación en la isla. No obstante es muy recomendable y contiene algunas perlas de pensamiento y algunas ideas más que interesantes.

Mecanoscrito del segundo origen, de Manuel de Pedrolo: Escrito originalmente en catalán. La verdad es que me hubiera gustado más en catalán, pero me ha gustado mucho. Es un cuento al estilo de La tierra permanece. Este libro se lo dan a algunos alumnos de instituto en clase de valenciano y me parece muy bien.

Etiquetas: ,

2 Comentarios:

Blogger Higronauta Dijo...

Acoto: en las aulas catalanas, al menos antaño, también se hacía leer el Mecanoscrit, libro que un servidor, por su facilidad de lectura y por su temática, un servidor ha leído un buen número de veces. Como dato amásamasero, informarle que también existe un minserial televisivo de obvio bajo presupuesto.

Y con Cultura del Apocalípsis sólo puedo quitarme el sombrero, ante el autor, y, una vez más, ante la editorial.

30/4/08 10:14

 
Anonymous alpacino Dijo...

...On estiga un bon Charo medina en les paguines apegaes....

30/4/08 18:46

 

Publicar un comentario

<< Home