05 enero 2008

Dentro de muy poco

- Qué ganas tenía yo de esto - Dijo Jacinto mientras abría su armario en busca de sus réplicas de armas medievales.
Se puso una cota de malla que cubría todo el cuerpo excepto los ojos y la boca. Ya que se la hacían, pidió que fuera de titanio Al fin y al cabo no era tan purista, le gustaba sólo la estética de las armas aunque el material fuera anacrónico. Esa cota de malla le había costado casi la totalidad de sus ahorros hacía ya un año. El titanio, a parte de resistente, proporciona ligereza.
- Me gustaría que mi madre me viera ahora, ella que tanto me criticó por comprarme esta preciosidad.
Eligió de entre sus armas una espada ligera muy afilada, réplica del siglo de oro español. Aunque la más útil sería la ballesta, réplica de una que vio en un museo y de cuya época ni recordaba.

Y salió a la calle. Debajo de la cota de malla llevaba unos pantalones vaqueros y una sudadera. Encima unos pantalones militares, una cazadora de bombero y un casco de anti disturbios. La espada en una mano y la ballesta a la espalda, junto con 10 flechas.
La ciudad parecía desierta, al contrario que la semana de antes, la del 21 de enero del 2008. Aquella semana sí que fue ajetreada. Jacinto la recordaba mientras recorría la ciudad con un BMW serie 7. El mismo día 21 salió en las noticias que en algunos aeropuertos españoles se habían visto casos de extraños comportamientos caníbales. Comportamientos que además eran contagiosos a través de la sangre. No pasó ni un día para que el país entero entrara en estado de sitio. Los infectados eran abatidos a tiros por el ejército, pero las masas de infectados fueron demasiado numerosas para ser controladas. Además no morían fácilmente, la única manera de matarlos era disparar a la cabeza, cosa que se descubrió demasiado tarde.
- Si hubieran visto más películas de zombies en vez de discutir sobre el modelo de España... - Comentaba con sorna Jacinto mientras divisaba a lo lejos un grupúsculo de gente.

Aquello que había divisado era gente, pero contagiada. Subió las ventanillas del BMW, se acercó al grupo que ya andaba lentamente hacia él. Abrió su ventanilla lo justo para soltar una granada y aceleró a tope. El destrozo de sangre y vísceras era considerable, pero aun quedaban unos 20 zombies en pie. Bajó del coche y disparó una por una las flechas de la ballesta, iba tranquilo porque los zombies no podían acercarse demasiado deprisa. Tan sólo quedaban 10, pero a lo lejos se veía cómo se acercaban cientos atraídos por el olor y el ruido. Sacó la espada y rebanó algunos cuellos. Dos de los zombies que aun no había podido matar le agarraron de los hombros para morderle el cuello. La cota de malla suponía una buena protección, pero aun podían lesionarle o encontrar la forma de quitársela, así que sacó una pistola del cinturón y acabó con ellos. Los cientos que antes había visto a lo lejos parecían miles y llegaban por todas las calles. Entró al coche robado y sacó una ametralladora M60 que robó el día de antes a un militar literalmente sin cerebro. Y disparó, disparó hasta que se le acabaron las balas, hasta que perdió la cuenta de cabezas voladas, hasta que llegaron hasta él y comenzaron a arrancarle las piernas. Entonces presionó un botón y la dinamita que llenaba el maletero de su coche hizo explosión. Si algo le había enseñado Romero es que cuando de zombies se trata no se salva nadie, pero siempre se puede morir de forma elegante.

Inspirado en esta vida anónima

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

Anonymous Uno muy listo Dijo...

Sólo una apreciación.

Baqueros es con V.

Porque se queda para que lo maten en lugar de intentar escapar? Es cierto que ante una infección zombie es harto complicado salirse airoso, pero por lo menos intentarlo, no?

Siempre hay alguna colonia en algún sitio, no?

8/1/08 15:54

 
Blogger eljose Dijo...

Siempre el mismo error con vaqueros, maldita sea.

Tu y yo intentaríamos escapar. Pero Jacinto es un tio que ha coleccionado armas medievales esperando su gran día. Además, así no hay segunda parte... ¿o si?.

8/1/08 16:24

 
Anonymous Uno muy listo Dijo...

La recaudación de taquilla determinará su secuela.

12/1/08 15:47

 

Publicar un comentario

<< Home