24 diciembre 2007

Mensaje de Navidad

En estas entrañables fiestas navideñas, yo y la presidenta de la república queremos daros un mensaje de paz, amor y solidaridad.
A la niña ya le ha entrado mal rollo por la fuerza con la que está apretando el santa claus infanticida

A pesar de mi pose, no soy un renegado de la navidad. A mi me gusta, viene gente a mi casa que apetece ver y no ves a menudo. Te regalan cosas y hay días de vacaciones. Mola ver a los niños ilusionados con todas esas mentiras piadosas que nada tienen que ver con otras mentiras menos piadosas también relacionadas con los que inventaron la navidad y su entorno.

Pero no estoy de acuerdo con todo. Sin embargo, en vez de rajar de la navidad o la política voy a proponer algunas mejoras que harían un poco más felices estos días:
Prohibición del turrón de frutas de colores que siempre se queda el último en la bandeja y nadie come. En mi caso todos los años lo pruebo a ver si lo que pasaba es que el año anterior yo no era lo suficientemente mayor como para que me gustara (como ya ocurrió con la cerveza). Pero no, no me gusta, será que de verdad está malo.

Total prohibición de adornos navideños no reciclables o reutilizables y que supongan un gasto extra de energía eléctrica. Incluyendo las luces navideñas que se colocan en las calles.
Pena de cárcel al encargado de colocar los papas noeles colgantes de los balcones.
Moratoria de compra de juguetes hasta que estos hagan realmente lo que pone en el anuncio.
Moratoria de compra de Action Man, Barbie y Bratz entre otras hasta que se elimine de estos cualquier apología a la violencia, fascismo, machismo, anorexia, consumismo y tontería en general.
La risa es casi tan falsa como la barba

Son muchas las cosas que valen la pena de la navidad. Entre ellas la reposición de clásicos como ET, los Goonies, La Princesa Prometida y Regreso al futuro. A nivel audiovisual, debo destacar como negativo lo rancio de TVE al reponer por enésimo año consecutivo el telepasión, esta vez disfrazado de mira quien baila y más aburrido que nunca.

Para los que se entristecieron ante la separación de Cruz y Raya. El que hacía gracia de los dos va a hacer el especial de fin de año el solito. Yo soy de la opinión de que el gordo era un lastre para la carrera del gracioso, así que tal vez esté mejor que otros años. A menos que haga como el alto del duo sacapuntas y meta dos enanos para compensar.
El challane chino berrea villancicos entre lámparas pop art.
Yo personalmente espero el mensaje de navidad del rey de este año. Más que nada por ver el grado de correción diplomática con el que capea el "porqué no te callas".

Los propósitos del año en cuanto al blog no son demasiado ambiciosos. Consciente de que las temáticas y el caracter personal del blog no me van a traer más visitas, me conformo con que algún colega de vez en cuando me felicite por algún post en concreto. Seguiré con las canciones de nuestra vida, con el equipo A y con los videos para una tarde de sábado hasta que me canse.
Fijaos en el conejo