18 mayo 2007

Hábitos en el ordenador

Hoy estaba pensando en lo mucho que han cambiado mis hábitos en el ordenador cuando no lo uso para trabajar.
Cuando me compraron mi primer 286, con un flamante MS-DOS y un menú hecho por el mismo que me lo vendió en el que podía hacer trabajos para el cole con el wordperfect 5.1, que tenía una peculiaridad y es que funcionaba bajo windows 3.11 y bajo MS-DOS, para el primero tenía una interfaz tipo windows y para el segundo la interfaz era tipo MS-DOS siendo el mismo programa. También podía dibujar e incluso animar mis dibujos con el Deluxe paint el cual tenía cosas sorprendente mente avanzadas para la época y cada vez que entraba tenía que elegir la resolución y los colores de mi monitor, el caso es que pusieras lo que pusieras se veía más bien o más mal, pero funcionaba.
También tenía un pinball que no he encontrado desde entonces y el King's Quest V, que me pasé casi todo sin guías ni nada.
Al poco tiempo me ampliaron algo en el ordenador y me pusieron el 3.11 que tenía que poner win en el MS-DOS para entrar. Durante esa época yo jugaba las hora que hiciera falta a esos dos juegos y luego al solitario del windows. Hacía trabajos con el wordperfect y trasteaba por ahí cargándome el windows unas cuantas veces. Me entró el virus de los barrotes y el viernes 13.
Cuando me trajeron el Windows 95 y luego el 98 íbamos a una tienda de informática extinta ya en Canals a comprarle cds recopilatorios de juegos piratas por 1000 pesetas o por ahí. (si alguien se acuerda del precio exacto lo agradeceré). Esos CDs estaban llenos de virus. Ya podía jugar al quake 2 y el NFS II y III, el Worms y más tarde el Commandos, que es el único juego con el que he estado hasta muy tarde por la noche para pasarme la maldita pantalla 15. En esa época me especialicé en modificar y crear coches del NFS III Hot Pursuit con programas editores y el paint shop pro, que entonces me gustaba más que el Photoshop. También tenía un CD recopilatorio de imagenes que alguien que tenía eso que se llamaba internet ya había hecho y llamado Dreams 98 del cual sacaba inspiración. También me instalaba casi todos los programas que venían en las revistas de PC para probarlos.
El caso es que hoy en día, prácticamente todo mi ocio en el PC es internet. Un poco de Messenger, algo de youtube, muchos blogs, wikipedia, ogame y algun que otro foro interesante. Ya no juego casi nada a menos que caiga en mis manos obras maestras como Hitman Blood Money o Defcon 1. No trasteo por la configuración de pantalla ni de colores del windows como tanto hice con W98 SE y sus temas. No juego a los solitarios ni al buscaminas (y eso que presumo de tener el récord de buscaminas experto en mi clase de instituto). No uso la grabadora de sonidos para grabar mi voz y reproducirla al revés. Aún toco mucho el photoshop, pero ya lo hago buscando perfeccionar mi técnica, no por pura diversión. Hoy en día, en el ordenador de casa casi todos los domingos cae alguna película. Hace mucho tiempo que no cojo el Paint con la intención de hacer algo. Siento una cierta nostalgia aunque comprendo que ahora no podría entretenerme con el Deluxe Paint tantas horas como antes. Tal vez sea porque despues de tantas horas trabajando cara a una pantalla no me apetece ponerme con programas nuevos o a dibujar porque sí. O tal vez sea porque ya no me sorprende tanto porque ya sé más o menos cómo funciona. O porque ver cosas por internet es mejor.

Etiquetas: