13 abril 2007

El lado oscuro de Disney

Disney, desde su creación, es una multinacional del ocio para los más pequeños. Su estrategia es crear una imagen de marca de fantasía y supuesta bondad. Pero si nos fijamos un poco más podremos ver oscuras intenciones.
Desde sus inicios en los largometrajes, Walter Elias Disney, buscó el éxito comercial adaptando cuentos clásicos. El primero fue blancanieves, una obra maestra de la animación en la que ya marcó los grandes rasgos de su estilo de dibujo y de historias que contar. A pesar de las reticencias de los productores y de su elevado coste, supuso un éxito de crítica y de recaudación. Ese dinero sirvió a Walter para hacer Pinocho y Fantasía, esta última lo mejor que se ha hecho en animación para mi gusto.
Las películas de la edad dorada de Disney son adaptaciones de cuentos clásicos en su mayoría. Cuentos como el de Blancanieves de los Hermanos Grimm, con cierto toque de perversidad y de oscuro argumento que Disney no pudo disimular del todo. Los cuentos clásicos tienen ese toque romántico que le da una ambigüedad moral muy interesante, pero nada acorde con las ideas simplistas norteamericanas sobre el bien, el mal y el término medio. Así, Pinocho es un niño de madera creado por un hombre, sin madre, un hombre obsesionado con la idea de la paternidad, además, pinocho es mentiroso e hipócrita, al final el ada le da la vida. Muchos conceptos abstractos juntos: mentira, clonación, vida... Otro ejemplo claro es Alicia en el país de las Maravillas, adaptación del cuento de Lewis Carroll con multitud de guiños a la inteligencia del espectador, contradicciones y personajes extravagantes. Cuento que es referencia para matemáticos, filósofos y amantes de las drogas, es sin duda la adaptación más oscura de la factoria disney y resulta inquietante incluso para el espectador adulto.
De todo esto se dieron cuenta sobre los 90 y decidieron consciente o inconscientemente hacer un cambio, dedicarse al ocio y al dinero sin tener en cuenta el valor educador o la calidad argumental de sus películas. Siguieron teniendo éxito por la espectacularidad y la gran calidad de la animación. Ejemplos son: El rey Leon, Aladin, la Bella y la Bestia, Mulan... Historias sacadas en su mayoría de leyendas populares de distintos paises con malos y buenos bien definidos y poco espacio para la inteligencia del espectador. Esa linea de bonito e insustancial ha seguido en su animación 2d, pero en la 3d apareció Pixar, para volver a dar cierta calidad explotando el humor inteligente y haciendo animaciones buenas para niños y los adultos que van con ellos al cine.
Se ha convertido en un gigante que sabe vender cosas hechas desde hace 50 años sin problemas. Ha creado un mundo real basado en su mundo de fantasía que representa una fachada perfecta que esconde el interior. Ha sabido crear una sinergia entre sus películas y su merchandysing y parques de atracciones digna de admiración desde el punto de vista económico, no tanto desde el ideológico o moral. Ha americanizado moralmente a niños de todo el mundo imponiendo con bonitos colores el pensamiento único.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo Dijo...

Esta prou be en cara men rrecorde cuant tenia el cine exin en les pelicules d Pluto i el pato Donal jeje. Cuant anem a Euro Disney pallissa al que estiga fent de Micky..Jeje

18/4/07 17:37

 

Publicar un comentario

<< Home