07 septiembre 2006

La Estupidez humana y los Ecoparks

Cuando a alguien se le ocurrió lo de hacer ecoparks seguro que a mucha gente le pareció una estupidez. Seguramente sería un ingeniero. Este analizaría el problema de la gran cantidad de muebles y basura reciclable que la gente tiraba en el contenedor normal y vería que colocar un lugar a las afueras de los pueblos donde tirar los desperdicios no orgánicos que fueran demasiado grandes o peligrosos para los contenedores. Además habrían contenedores para papel, plástico y vidrio, como había en muchas esquinas, pero mucho más grandes.
Esta idea es muy buena, tanto a nivel práctico como a nivel social es bueno que en cada pueblo hay un centro de reciclaje. A los chatarreros les parecería estúpida por motivos evidentes, aunque luego veremos que no está tan mal para ellos.
Esta idea le parecería estúpida a algún político hasta que vio un filón electoral. La cosa está clara:
"En el terreno de mi cuñao hacemos el ecopark, el gobierno nos da una pasta, parte de ella la usamos en la construcción del mismo. Yo me apunto el tanto de que soy ecologista y el medio ambiente sale ganando.
Puesto que ya soy más ecológico que la oposición no hace falta que invierta en la recogida de la basura la noche de los sábados, aunque sé de buena tinta que los bares hacen mucha más basura esa noche y la tienen que almacenar en su sótano hasta el domingo por la noche. Tampoco hace falta que ponga más contenedores de papel, vidrio o plástico. Todo el mundo, incluso los menores y las abuelitas tienen coche para hacer 2 kilometros y echarlo en el contenedor del ecopark. Los contenedores del pueblo se pueden llenar hasta rebosar, de forma que la gente no tenga más remedio que tirarlo todo al que sí que lo recogen 6 días a la semana: el de basura normal."

Pues bien, no se si la historia es cierta pero lo cierto es que todas las consecuencias que en ella se relatan han ocurrido en el pueblo donde vivo.
Además hay que añadir algunos detalles que hacen que valga la pena tirar la basura al río, como se hacía hasta hace pocos años:
- El que está allí no tiene ni idea de reciclaje y cuando no sabe qué hacer con algo te dice que lo tires a escombros. Así que si lo tiras al barranco de los escombros adelantas, ya que ahí van a ir a parar.
- A pesar de no tener ni idea, el tio a aplicado la picaresca española y aparta las cosas que tienen metales caros, seguramente lo venderá a los chatarreros locales, que ya tienen su suministro centralizado.
- Sólo pueden tirar los usuarios particulares. Las pequeñas empresas (bares, talleres mecánicos, etc...) tienen que pedir permiso y pagar por poder echar la basura y no siempre lo conceden. Esos locales seguro que prefieren tirarla al río: está más cerca y no cobran.
- Si te gusta un mueble no te lo puedes llevar. Esto hace que los inmigrantes y la gente que no tiene para comprar muebles nuevos tengan que romper la verja de noche para llevarse algo. Esto provoca que la policía tenga que hacer rondas nocturnas por el ecopark cuando podría hacerlas por los chalets que cada día se atracan más. Para eso tiro mis muebles al río, que seguro que alguien los coge y les da una segunda vida. Reutilización, señores, más vale eso que el reciclaje.
- Se supone que si tienes un residuo peligroso y tienes la voluntad de tirarlo en el sitio adecuado, este sea el ecopark. Pues no, no lo es. El otro día fui con un trozo de lana de roca que me había sobrado del aire acondicionado y el tipo de ahí me dijo que eso no lo podía tirar. Le pregunté porqué y me dijo que le habian dicho que ese material no lo podían tirar. Me explicó que era peligroso y no podía ir ni con el escombro y con el plástico ni en ningún sitio. Le pregunté dónde lo podía tirar y me dijo que ni idea, que sus órdenes eran de no dejar tirar ese material. Me dieron ganas de tirarlo al rio, pero pensé en el pobre ecosistema que nada tiene que ver con los políticos estúpidos ni con los incompetentes encargados de ecopark. Lo tengo en mi casa, si alguien quiere la mitad de un metro cuadrao de lana de roca que me lo diga.

Como todo, el ecopark se ha convertido en una chatarrería donde sólo puedes tirar lo que interesa y lo peligroso, como siempre: al contenedor normal.

1 Comentarios:

Anonymous Uno muy listo desde tu ordenador Dijo...

La lana de roca es un sustrato muy bueno para las plantas, ya que absorbe mucha agua y su evaporación es relativamente lenta. Muchos cultivadores de plantas "especiales" las utilizan en sus cultivos hidropónicos.

No se, por si se te ocurre darle otro uso.

Ah, me parece de puta madre este tipo de artículo, al estilo "Mr. X"

Hala, pájaros...

11/9/06 18:19

 

Publicar un comentario

<< Home