11 febrero 2006

San Valentín.

Hoy es el día más cursi del año. Y que conste que lo digo con el resentimiento del que tiene envidia de los que lo celebran en plan cursi.
Hoy el sístole y el diástole de más de uno irá más deprisa de lo normal.
Ese músculo que esté situado prácticamente en medio del tórax (mediastino), entre los dos pulmones, encima del diafragma, delante del raquis torácico separado de las vértebras por el esófago y la aorta, y detrás del esternón y de los cartílagos costales. Ese músculo que se fija en esta situación por medio de los grandes vasos que salen y llegan a él, y por el pericardio. Ese músculo que muchos asocian a una función puramente mental y hormonal hoy estará más que nunca en la mente de mucha gente.
Pero no solo de gente. Hoy estábamos en la calle hablando cuando hemos visto dos perros que, sin duda, estaban influenciados por el santoral y se querían mucho. Y es que no hace falta invitarse a cenar ni regalarse la última colonia de "Ugo Vosh". Lo único importante es quererse y demostrarlo. Como estos dos canes en un momento de romanticismo precioso que yo he captado. Así que si lo leéis antes de ir a cenar con vuestra pareja, espero que toméis ejemplo de la naturaleza y que no os importe si la cena es cutre, el regalo no te viene o la discoteca llena, os tenéis el uno al otro como el perro marrón a la perra a manchas.
Que vuestras aurículas y ventrículos, válvulas tricúspides, válvulas mitrales, endocardios, miocardios, pericardios y epicardios, plexos cardiacos (y demás palabros extraños que puedes encontrar en cualquier libro de medicina) funcionen gracias a los de otra persona y viceversa.

1 Comentarios:

Blogger Don Enric Dijo...

Si es que al final siguem uns gosos en cuasi tot...Alcalde pesetero bous al carrer Rafa fill de .....Pesetero je jee

14/2/06 13:09

 

Publicar un comentario

<< Home